Lo sutil mueve a lo denso, es decir, las altas frecuencias de vibración, son capaces de modular la vibración que tiene el cuerpo físico, de manera que muchas de las desarmonías orgánicas, pueden ser sanadas mediante un cambio de vibración en los cuerpos superiores.

El ser humano está constituido por un cuerpo físico, un cuerpo emocional, un cuerpo mental y otros cuerpos superioresentonces que en orden descendente sería el cuerpo mental quien gobierna al cuerpo emocional, y sería el cuerpo emocional quien gobierna al cuerpo físico; esto significa que una mente entrenada, da como resultado un cuerpo emocional equilibrado y controlado, un cuerpo emocional perfectamente equilibrado, tarde o temprano produce un cuerpo físico perfectamente sano.

El cuerpo emocional afecta al cuerpo físico, a través del sistema glandular. Las glándulas son puntos de contacto entre el cuerpo tridimensional orgánico y el cuerpo tetradimensional emocional. Los impulsos que está recibiendo el cuerpo emocional son transmitidos al sistema glandular, que a su vez, responden mediante la función que ya ha sido estudiada por la ciencia médica, generando sustancias dentro del organismo humano, que muchas veces son nocivas y alteran el equilibrio en que debiera permanecer siempre el cuerpo físico, de una manera ideal.

El sistema glandular es el que permite al cuerpo físico hacer frente a las diferentes situaciones en que se desarrolla su actividad; es también la raíz de donde proceden todos aquellos instintos que garantizan la sobrevivencia de la especie y el cumplimiento de un plan divino evolutivo. Sin embargo, cuando el cuerpo emocional es inconsciente debido a que carece de un vehículo mental que lo gobierne, tenemos el caso de que su función está continuamente alterando al sistema glandular humano (siendo las glándulas secretoras de substancias, cuya función es estimular las respuestas del cuerpo físico) de una manera anormal, es natural que el cuerpo físico siente estos cambios de una manera inarmónica que se traduce en enfermedades.

El cuerpo físico es el receptor de todas estas percepciones emocionales, que de una manera incontrolada o inconsciente, están siendo captadas por sus vehículos superiores; ésta es la explicación metafísica del 95% de las enfermedades que aquejan a los cuerpos físicos.

Consejos:

El ser humano debe desterrar completamente, todos aquellos pensamientos que tenga acerca de sí mismo, es decir, todas aquellas creencias que tiene acerca de su persona deben ser desterradas, no debe haber ningún prejuicio ni pre acondicionamiento de su conducta que provenga de creencias acerca de su persona; la razón de esto es que el pensamiento es tan poderoso que cualquier idea o pensamiento generado a través de su cuerpo mental acondicionará su cuerpo emocional, y por lo mismo, afectará su cuerpo físico de una manera definitiva y clara; dejen que su conducta sea espontánea y de ninguna manera condicionada por predisposiciones mentales.

+ Destierren de sus pensamientos todos aquellos que tengan que ver con problemas imaginarios que aún no deben enfrentar y todos aquellos recuerdos que fueron asociados a estados emocionales negativos, es decir, sufrimientos pasados, remordimientos o resentimientos guardados en sus archivos mentales deben ser completamente eliminados; no gasten energías mentales repasando esas experiencias del pasado, porque ellas se traducen en estados emocionales similares a aquellas experimentadas y, en consecuencia, van a experimentar enfermedades en sus cuerpos físicos, cánceres que renacen, úlceras que vuelven a abrirse y grandes malestares repetitivos y crónicos tienen su raíz en estos pensamientos mal guiados, que están siendo repetidos en su cuerpo mental.

+ Llenen sus pensamientos de ideas de divinas, del Infinito, de Perfección y de Armonía universal; piensen continuamente que cada uno de ustedes es fruto innegable de un Universo que es perfecto y armonioso en cada una de sus manifestaciones; dediquen largo tiempo, largas horas, a pensar en la armonía del universo y a tratar de encontrar esta misma armonía perfecta en cada una de las formas tridimensionales que son captadas por sus sentidos físicos. Que su tarea diaria sea encontrar la perfección en todo aquello que sus ojos ven, incluso de manera preferente, en aquello que tienen ustedes reconocido como cosas aberrantes, espantosas y completamente inarmónicas, incluso en esas cosas encuentren la armonía del universo trabajando, no menosprecien aquellas cosas desagradables a su vista, simplemente porque no han sido capaces de encontrar la perfección del universo en ellas; dedíquense a esta tarea y verán que muy pronto su mente estará siendo entonada en los principios de armonía y perfección universales.

+ Destierren de su cuerpo emocional todos aquellos temores, angustias, iras y cualquier emoción que pueda ser considerada como negativa. Eliminen, lo antes posible, ese tipo de sentimientos y cuando estén experimentándolos y no puedan eliminarlos fácilmente por sus acondicionamientos previos, trabajen con su cuerpo mental de manera simultánea haciendo afirmaciones positivas: "yo soy Dios en acción", "yo soy la armonía divina en manifestación", "yo soy la paz y la serenidad en este mundo", etc., y enfrenten estos pensamientos sutiles a sus emociones negativas que estén experimentando en esos momentos. Además de proporcionarles la clave para su control emocional, les ayudará a disociar las funciones de estos dos vehículos.

+ Cultiven el amor. Que su cuerpo emocional vibre y responda siempre a las vibraciones del amor al menor estímulo posible: una flor, un niño, un atardecer, un amanecer, una ancianita, una pareja de novios; todo eso habla del amor. Cultiven el amor en su cuerpo emocional y la salud vendrá de manera natural y casi mágica a su cuerpo físico.

+ Cultivar únicamente las vibraciones positivas, que permiten traducirse en una salud perfecta. No es con pastillas o medicamentos químicos (que lo único que hacen es compensar las desarmonías orgánicas) como van a ser resueltas sus enfermedades, cuya raíz proviene de sus cuerpos emocionales y mentales. El trabajar en estos dos vehículos superiores, constituye la medicina preventiva por excelencia y aquella que deberá cultivarse en la edad futura, que rápidamente se aproxima.

Publicado: 10 de Enero de 2017